Mejorar sus fotos con Gimp

Mayo 2017


No hay nada mejor que una buena foto, bien encuadrada, tomada en condiciones ideales de iluminación con una buena cámara, bien configurada, bien utilizada y equipada de buenos lentes ópticos. Pero, tal vez no se tiene los medios necesarios para comprar cámaras profesionales, ni se tiene los conocimientos de un fotógrafo. Afortunadamente los programas de edición de fotos están para ayudarnos.

Gimp es un buen programa de edición de imágenes gratuito semejante a Photoshop. A continuación le daremos consejos para mejorar sus fotos utilizando Gimp.


Corregir los colores


Las condiciones de iluminación no son siempre ideales al tomar una foto (neón, luces coloreadas, contraluz). Podemos compensar todo esto en cierta medida.


Ver los artículos:

Corregir los ojos rojos


Podemos eliminar el efecto "ojos rojos" debido al flash de manera eficaz.



Ver el artículo "Corregir los ojos rojos en una foto con Gimp".

Borrar elementos de una imagen


Puedes borrar el polvo de una foto digitalizada, retirar una mancha, un rayón o hasta eliminar a una persona de la foto.



Vea el artículo Borrar elementos de una imagen

Eliminar el ruido de la imagen


Cuando una foto es tomada en condiciones de baja luminosidad o sin Flash, a menudo la imagen sale "ruidosa" (como granulada). Esto es a menudo debido a la sensibilidad débil del sensor CCD, o al escaneado de documentos de papel. Podemos corregir este defecto sin perder los detalles finos de la imagen.



Vea el artículo Restaurar una foto con GREYCStoration

Reducir las dimensiones de una imagen


Si vas a imprimir o guardar una imagen seguramente queras hacerlo en la máxima resolución. Pero si vas, por ejemplo, a publicarla en un sitio web, es preferible reducir sus dimensiones. Por ejemplo, reduciremos una imagen de 5 Megapíxeles (2592 × 1944) a 1024 x 768 ó menos.

Se recomienda hacer esta reducción únicamente cuando se haya acabado los retoques sobre la imagen.



Anda al menú Imagen > Escalar la imagen.

Ingresa el nuevo tamaño (si cambias la anchura, la altura automáticamente será modificada y viceversa).

Luego de cambiar el tamaño de la imagen, presiona el botón "Escala".

Adaptar la imagen a un formato diferente


La relación altura y anchura de su foto puede volver difícil la adaptación a soportes diferentes. Existen dos trucos para permitir una mejor adaptación.




Vea los artículos:

Quitare el ruido de granulado de las imágenes


Una imagen reducida a menudo pierde nitidez. Podemos compensar esto con Gimp.



Anda al menu Filtros > Realzar > Desparasitar...

Cambia los niveles de negro y de blanco hasta obtener el efecto deseado.

Guardar en formato JPEG


El formato JPEG permite hacer menos pesado el archivo en detrimento de la calidad. Lo ideal es encontrar el buen equilibrio entre calidad y tamaño del archivo.

Preferiblemente, la imagen original y las etapas de trabajo no deben ser guardadas en JPEG, porque cada vez que se guarda la calidad se degrada. Preferiremos el formato TIFF.

Cuando se haya terminado de trabajar en la imagen, recién lo guardaremos en formato JPEG.

Submuestreo


El ojo humano es más sensible a la luminosidad que a los colores: el formato JPEG favorece la luminosidad y no los colores.

Esto puede tener un impacto negativo en las imágenes que contienen colores vivos yuxtapuestos. En este caso, hay que escoger un submuestreo diferente, pase de 4:1:1 a 4:2:2, incluso hasta 4:4:4.
(Estos números dan el informe de la cantidad de datos almacenados: la primera cifra concierne a la luminancia, los dos siguientes a los colores. En la opción 4:1:1, se almacena pocos datos que concierne a los colores).

Al guardar en formato JPEG, en las opciones avanzadas, puedes escoger el submuestreo:



Modos de submuestreo:
  • 4:1:1 (2x2, 1x1, 1x1 en Gimp): El modo que conserva menos colores, pero da archivos más pequeños.
  • 4:2:2 (2x1,1x1,1x1 en Gimp)
  • 4:4:4 (1x1, 1x1, 1x1 en Gimp): Mejor calidad para los colores.


A la izquierda, en 4:1:1, las transiciones entre colores no son buenas, mientras que a la derecha (4:4:4) los colores están mejores preservados. Esta imagen tiene una fuerte compresión JPEG.

Optimización


La mayoría de los programas que guardan en formato JPEG tienen una opción de "Optimizar". Elija siempre esta opción, el archivo será un poco más pequeño sin el menor impacto sobre la calidad de imagen.

Al guardar, abre las "opciones avanzadas" y elije la opción "Optimizar".

¿Progresivo o no?


El modo progresivo tiene poco impacto sobre el tamaño del archivo, y ningún impacto sobre la calidad.

Si el archivo va a ser publicado en la Web, es una muy buena idea elegir esta opción. El archivo JPEG se exhibirá casi totalmente aunque solamente el 20 % del archivo es cargado por el navegador (con un refinamiento progresivo de la imagen a medida que se carga). Esto dará a los visitantes la impresión de que las páginas se cargan más rápidamente.

Calidad


Al guardar en JPEG, puedes escoger la calidad (en porcentaje).

Prueba al 40 % y aumenta progresivamente hasta que la calidad te parezca aceptable.
Elije la opción "vista previa" para ver el tamaño del archivo resultante y ver la degradación de la calidad al mismo tiempo.


Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 5 de octubre de 2011 a las 01:08 por Carlos-vialfa.
El documento «Mejorar sus fotos con Gimp» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.