El alquiler de aplicaciones en la empresa

Septiembre 2017




El alquiler de programas en las empresas consiste en alquilar aplicaciones vía internet por un tiempo determinado, en vez de comprarlos. Las empresas pequeñas son las más interesadas pues les permite reducir sus costes técnicos y humanos.

Las mayores ventajas de este sistema es que las aplicaciones no necesitan ser instaladas ni necesitan una actualización compleja, así como la posibilidad de acceder a las aplicaciones desde cualquier ordenador que disponga de conexión a internet. Existe una gran cantidad de aplicaciones que se pueden alquilar: programas de contabilidad, mensajería o programas más elaborados.

Resumen:

¿Modelo ASP O SaaS?


El mercado de alquiler de aplicaciones está representado por dos acrónimos que representan más o menos lo mismo: ASP (Application Service Provider en español "Proveedor de aplicaciones alojadas") y SaaS (Service as a Software, "Software como Servicio").

El término SaaS tiene tendencia a prevalecer sobre el de ASP o de On Demand (a pedido). Se puede considerar que no existe una diferencia real entre ASP Y SaaS. La particularidad de este último modelo viene del hecho que las aplicaciones han sido estrictamente previstas para Internet desde su creación (a diferencia de algunas aplicaciones ASP).

¿Por qué alquilar aplicaciones?


La reducción de costes informáticos y la facilidad de uso del sistema de arrendamiento atrae con toda razon a las empresas, especialmente a las PYMES y microempresas.. Los usuarios pueden acceder a sus aplicaciones desde cualquier navegador Web, utilizando un nombre de usuario y clave proporcionados por el proveedor. Los ahorros obtenidos en el coste y planeamiento reducen la parte de riesgo inherente a todo proyecto.

6 buenas razones para alquilar aplicaciones:
  • No hay que preocuparse en la instalación ni el mantenimiento de las aplicaciones, el usuario puede concentrarse plenamente en su actividad profesional sin perder tiempo.
  • El alquiler de una aplicación permite satisfacer una necesidad puntual de la empresa y evita la adquisición a menudo costosa de un paquete completo de aplicaciones.
  • El alquiler ofrece un alivio en términos de tesorería, ya que a menudo el pago es mensual y puede darse por finalizado en caso de que no se esté satisfecho con el mismo.
  • El coste total por posesión puede ser reducido casi a la mitad en comparación con la compra de una licencia debido a los costes de mantenimiento y actualización en este último caso.
  • El alquiler permite una gran flexibilidad de funcionamiento ya que se pueden acceder a las aplicaciones desde cualquier ordenador conectado a internet (Mac y PC).La empresa aumenta su capacidad de reactividad en el mercado, pudiendo reemplazar muy rápidamente una aplicación por otra, si por ejemplo su crecimiento lo requiere.
  • El proveedor ASP o SaaS realiza para la empresa el suministro de elementos necesarios para la utilización de la aplicación alquilada (por ejemplo las cifras de compatibilidad). De la misma forma se encarga de la copia de seguridad de los datos.

Antes de alquilar compruebe

La pertinencia de la necesidad de la empresa


Todas las aplicaciones no necesitan ser externalizadas. Algunas funciones de back-office pueden también debilitar la competitividad cuando son externalizadas (por ejemplo el modo de entrega de un producto o la gestión de stock). Por esta razón siempre es conveniente incluir la estrategia de la empresa en los parámetros de evaluación de la necesidad de una aplicación ASP o SaaS.

La elección del proveedor


Existen tres grandes categorías de proveedores:

Los generalistas (ofrecen una amplia gama de aplicaciones que abarcan las necesidades habituales de las empresas , desde la facturación a la producción pasando por los Recursos Humanos)
Consultar:

Los especialistas (responden a las necesidades en un dominio particular, como por ejemplo la implementación de un sistema CRM -customer relationship management)

Consultar:

Los ISP (proveedores de acceso a Internet que aportan diferentes opciones de alquiler a las empresas, como por ejemplo con las herramientas de trabajo colaborativo tipo oficina en línea).
Consultar:

La calidad del equipo


Es necesario disponer de una buena conexión a internet (especialmente para un uso colaborativo). Verifique además si el programa que desea alquilar requiere o no de banda ancha.
Lo mejor sería contar con una conexión de banda ancha como mínimo de 512kbps.El sistema operativo presente en los ordenadores de la empresa debe estar actualizado. Una versión muy antigua podría ocasionar disfuncionamientos.

Alquile con toda tranquilidad


A diferencia del modelo ASP, el modelo SaaS permite disponer de medios avanzados de personalización de la aplicación alquilada. Pida información sobre este aspecto a su proveedor antes de alquilar la aplicación. Esta es la principal importancia que se debe tener antes de cerrar el contrato con el proveedor.
Infórmese también acerca del marco jurídico del alquiler de aplicaciones en su país. En cuanto al contrato, éste debe definir claramente el servicio prestado al cliente y las garantías asociadas.

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 7 de mayo de 2010 a las 22:52 por Carlos-vialfa.
El documento «El alquiler de aplicaciones en la empresa» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.