Elegir una tarjeta gráfica en función de su nombre comercial

Noviembre 2016


Clasificación de las tarjetas graficas de acuerdo a su denominación comercial

Ver también: http://es.ccm.net/faq/sujet 829 como elegir la tarjeta grafica de nuestra pc
En la actualidad dos fabricantes comparten el mercado de tarjetas gráficas: nVidia y ATI (comprada por AMD).

Un problema que se presenta a menudo es el de cómo identificar el rendimiento de una tarjeta grafica en función de su denominación comercial.

Esto es lo que veremos en este artículo, comprender la clasificación de las tarjetas graficas en ATI y nVidia, luego intentaremos comparar desde un punto de vista teórico los rendimientos de las tarjetas de los dos fabricantes.

Todas las tarjetas de gama media nVidia se llaman GeForce, y las tarjetas ATI se llaman Radeon, esto aproximadamente a partir del año 2000.

Índice:

Cómo conocer el rendimiento de una tarjeta gráfica nVidia por su denominación comercial

En nVidia, la numeración sigue un orden casi lógico:
  • La cifra de miles define la familia del GPU, más o menos el año de salida. Por ejemplo, una 8600 GT salida al mercado en el 2007, es más antigua que una 9600 GT salida en el 2008, y por consiguiente de menor rendimiento;
  • La cifra de centenas está asociada a la potencia del GPU, cuanto más elevada sea, más potente será el GPU (en una misma familia), es el factor determinante. Por ejemplo, una 8600 GT es menos potente que una 8800 GT;
  • Finalmente, un sufijo completa la denominación comercial, está asociado a la frecuencia del GPU y la memoria, a la cantidad de unidades de GPU activadas (o procesadores de flujo), y aumenta considerablemente el rendimiento. Del más bajo al más alto, tenemos: LE, G, GS, GT, GTS, GTX, Ultra. En todas las tarjetas no existen todos los sufijos. Por ejemplo, una 8800 GT es menos potente que una 8800 GTS; las dos están basadas en el mismo GPU, pero la GTS funciona con todas las unidades de procesamiento activadas y con frecuencias de GPU y memoria superiores a las de la versión GT.



Pero desgraciadamente, a veces esto se complica:

nVidia sacó a inicios de 2008 tarjetas de diferentes generaciones con la misma denominación: hay que tener cuidado en no confundir las “antiguas” 8800 GTS 320 640 MB de 2007 con las 8800 GTS 512 MB de 2008, éstas no están basadas en el mismo GPU: G80 en las antiguas 8800 y G92 en las nuevas.

Por su lado, nVidia lanzó la serie 9000, pero estas tarjetas tienen como base el mismo GPU que las 8800 salidas en el invierno de 2007-2008, el G92, con básicamente 2 frecuencias en alza:
La 9600 GT, con la mitad del G92 desactivado, es una 8800 GT disminuida,
Y la 9800 GTX con la estructura de una 8800 GTS a la que se le ha hecho overclock y con el rendimiento de una 8800 GTX.
La 9500 GT se parece mucho a una 8600 GTS grabada en 65nm.

A fines de junio de 2008, nVidia sacó la serie GTX 200, compuesta de la 260 y de la 280: estas denominaciones no tienen nada que ver con las antiguas…

Con este método podemos comparar tarjetas de generaciones diferentes, pero no tarjetas cuyas denominación sean completamente diferente: una 7600 GT es menos potente que una 8600 GT (una sola cifra de diferencia), pero no podemos comparar a simple vista el rendimiento de una 8600 GTS y de una 9500 GT (todo es diferente). Es necesario ver la estructura de su GPU para dar una opinión.

Cómo conocer el rendimiento de una tarjeta gráfica ATI por su denominación comercial

Se puede decir que en ATI la denominación sigue más o menos el mismo principio que en nVidia, al menos para las antiguas generaciones hasta fines de 2007:
  • La cifra de miles define la familia del GPU: una 1900 es más antigua que una 2900;
  • La cifra de centenas está asociada a la potencia del GPU; cuanto más elevada sea, más potente es el GPU: una 1950 Pro es más potente que una 1650 Pro;
  • Finalmente, un sufijo completa la denominación. Evidentemente estos sufijos no son los mismos que los de nVidia. Los sufijos más comunes en 2007 eran por orden creciente de rendimiento: GT, Pro, XT. Por ejemplo:
    • Una 1950 GT es menos potente que una 1950 Pro,
    • Una 2600 Pro es menos potente que una 2600 XT.



Para las nuevas generaciones, a partir de 2007, la cifra de miles siempre quiere decir lo mismo, pero la numeración de la potencia del GPU es diferente y los sufijos han sido abandonados:
  • La serie 4000 es superior a la serie 3000;
  • Una 3850 es mucho más potente que una 3650: cifra de centenas diferentes indican un CPU diferente, como antes;
  • Una 4850 es un poco menos potente que una 4870: aquí, ATI ha cambiado las decenas, ya que se trata del mismo GPU funcionando a una frecuencia superior (también la memoria), en lugar de cambiar el sufijo como antes.



Aquí también, podemos comparar tarjetas de generaciones diferentes, pero no tarjetas con denominación completamente diferente: una 1600 Pro es menos potente que una 2600 Pro (una sola cifra de diferencia), pero no podemos comparar a simple vista el rendimiento de una 1950 Pro con el de una 2600 XT (todo es diferente).
Lo mismo para las nuevas generaciones, no podemos decir a simple vista qué tarjeta es mejor entre una HD 3850 y una HD 4670, sin ver la estructura del GPU.

Comparación teórica entre tarjetas de la misma marca en nVidia y ATI/AMD

Para tener una idea mas precisa de los rendimientos teóricos de las tarjetas de un mismo fabricante, es necesario ver la estructura del GPU. Este está compuesto de procesadores de flujo (Stream Processors), que hacen lo esencial de los cálculos, unidades de texturizado y ROP´s (Raster Operators).

Si comparamos por ejemplo una GeForce 9500 GT con una 8600 GTS:
Hemos visto que con solo su denominación comercial no podemos compararlas, pero observando la estructura de su GPU, constatamos que:
Cada uno de los 2 GPU tiene 32 procesadores de flujo, 16 unidades de texturizado y 8 unidades ROP´s.
Claro que la estructura interna de estas unidades puede ser ligeramente diferente de una tarjeta a otra, pero podemos decir a simple vista que los rendimientos de estas 2 tarjetas son próximos.

Del mismo modo, entre la HD 3850 y la HD 4670, comparando las unidades internas del GPU tenemos:
HD 3850 (nombre del GPU: RV670): procesadores de flujo: 64 v5, a menudo contabilizados 320 (64x5), 16 unidades de texturizado y 16 unidades Raster (ROP's).
HD 4670 (nombre del GPU: RV730): procesadores de flujo: 64 v5, 32 unidades de texturizado y 8 unidades Raster (ROP's).

Aquí, observamos una misma cantidad de procesadores de flujo, pero una diferencia entre las dos unidades de texturizado y los ROP´s. Como los procesadores de flujo es lo más importantes, podemos decir que del análisis de los GPU, los rendimientos van a ser cercanos, pero con un mayor margen de error que en el caso de las GeForce citadas líneas arriba.

En la practica los test muestran que los rendimientos de las GeForce 8600 GTS y 9500 GT son muy próximos. Para las HD 3850 y 4670, los resultados son próximos, pero menos que en el caso de las GeForce: la HD 3850 presenta una ligera ventaja, de 5 a 10% dependiendo de los juegos y los filtros.

El método de análisis del GPU por lo tanto da buenos resultados, sin embargo menos precisos que los test reales.

Comparación teórica entre tarjetas nVidia y ATI/AMD

Comparar el rendimiento de una tarjeta grafica nVidia y una tarjeta ATI es más complicado: como en el caso anterior es necesario comparar la cantidad de procesadores de flujo, de unidades de texturizado y ROP´s. Sin embargo, la gran diferencia entre las arquitecturas de los GPU nVidia y ATI, especialmente en los procesadores de flujo, hace necesario entrar un poco más en el detalle.

En efecto, después de la primera versión 8800, nVidia ofrece una arquitectura que la denomina SIMT es decir “Single Instruction, Multiple Threads” y que corresponde en la practica a la aplicación de una operación sobre varios threads, contraria a la arquitectura SIMD “Single Instruction, Multiple Data” en la que una instrucción de varias operaciones es aplicada a un elemento, adoptada por ATI.
Técnicamente, ya sea en las arquitecturas SIMT o SIMD, los chips en todos los casos están dotados de unidades escalares. En teoría, el SIMT es más eficaz, el programador no tiene que preocuparse del rellenado de la unidad vectorial, lo que no es el caso con el SIMD.

A pesar de que los chips de AMD y nVidia ofrecen arquitecturas graficas unificadas, la arquitectura SIMT o SIMD inducen a un conteo diferente de los procesadores de flujo, ya que en ATI cada procesador de flujo puede contener 5 instrucciones. Y la simple comparación del número de unidades no permite estimar la potencia de un chip en relación al otro.

Por ejemplo, la GeForce 8800 GTS trabajará sobre 128 elementos simultáneamente y la GeForce GTX 280 sobre 240 elementos al mismo tiempo, el RV770 de la 4850 trabajará sobre 160 elementos, cada elemento pudiendo contener hasta cinco instrucciones: sus unidades de calculo son de tipo vec5, y ATI anunciará con orgullo 5x 160 = 800 procesadores de flujo!
Es necesario dividir entre 5 la cantidad bruta de procesadores de flujo anunciados para las GPU ATI para obtener una cantidad que permita comparar a los dados por nVidia: es necesario contar 160 procesadores de flujo reales para la HD 4850, y no 800.

En el ejemplo precedente vemos que el rendimiento de la 4850 se ubica entre el de la 8800GTS y la GTX 280:
160 procesadores de flujo reales para la HD4850, contra128 para la GeForce 8800 GTS y 240 para la GTX280, la HD4850 posee un ligero mayor rendimiento que la 8800 GTS, lo que los test con juegos lo confirman.

En resumen, el análisis de la estructura del GPU permite ir más allá en la previsión del rendimiento de las tarjetas, pero con una menor precisión que los test.
Claro está que la mejor solución consiste en leer los comparativos que se hacen en los sitios Web especializados, y los test reales permitirán saber que esperarse en función de un tipo de juego.
Pero en el caso de que ningún test esté disponible, el análisis del GPU permite tener una idea bastante precisa del rendimiento de la tarjeta, comparándo con tarjetas conocidas.

Consulta también :
El documento «Elegir una tarjeta gráfica en función de su nombre comercial» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.