Programar publicaciones en las redes sociales: Objetivos y límites

Julio 2017


Con la multiplicación de las redes sociales, como Facebook, Twitter, Pinterest y LinkedIn, la empresa cuenta con un número mayor de soportes donde puede expresarse y dialogar con los internautas. Pero la diversidad de soportes y el ritmo de publicaciones e intervenciones demanda una organización. Ciertas técnicas permiten a la empresa ser productiva, por ejemplo programando sus publicaciones en las redes sociales.

¿Cuáles son los objetivos para la marca? ¿Cuáles son los límites y los riesgos de esta técnica?

¿Cuáles son los objetivos para la empresa?

Para la empresa o la marca, las redes sociales representan nuevas herramientas de marketing, dirigido a los clientes o los clientes potenciales. Para provocar un compromiso (menciones, me gusta, compartir, retuits) significativo de parte de los internautas, las empresas deben animar regularmente sus páginas en las redes sociales.

Sin embargo, esta animación no debe hacerse a costa de otro objetivo superior para la empresa como el diálogo con los internautas (mensajes privados, publicaciones en la página o menciones en un tuit). La programación de publicaciones responde en parte a esta problemática.

Otros objetivos para la empresa son obtener una mejor visibilidad en sus redes sociales publicando informaciones regularmente, responder a los internautas en las horas a las cuales están presentes en las redes, ganar en productividad organizando el tiempo pasado en cada red social.

Organizar las actividades diarias en sus redes sociales

Una infografía reciente propuesta por Buffer entrega algunos análisis sobre el número ideal de publicaciones al día.

El estudio analiza cada red social, por ejemplo: cinco publicaciones al día en Pinterest, tres tuits al día en Twitter, tres publicaciones al día en Google+, dos publicaciones al día en Facebook, una publicación al día en LinkedIn, etc.

En este marco, programar las intervenciones muestra varias ventajas: limitar el tiempo dedicado cada día a la animación de las cuentas, organizar sus intervenciones separándolas de las publicaciones y las respuestas en tiempo real a los internautas, maximizar el alcance de las publicaciones publicándolas en las horas de mayor audiencia, sin estar conectado necesariamente en estos horarios.

En el caso de Pinterest por ejemplo, el compromiso de los seguidores es más importante en caso de una publicación fuera de las horas de oficina. En Facebook, la mejor tasa de clic es estimada entre las 13 horas y las 16 horas durante la semana.

Fuente: The Pay Roll Blog

Rentabilizar la vigilancia realizada por la marca

Implementar la vigilancia permite recopilar información que también pueden interesar a la comunidad de la empresa en las redes sociales. Es el caso de las nuevas prácticas o nuevas herramientas, que pueden ser valorizadas en el marco de una vigilancia tecnológica. Este tipo de informaciones puede ser objeto de publicaciones programadas, espaciando los tiempos de publicación. Por ejemplo: prever una publicación al día en Twitter o Facebook en forma de "descubrimiento".


Ventajas: la empresa se posiciona como experto en un sector de actividad preciso y publica en su red BtoB informaciones u ofertas.

Los límites de la programación

Programar sus intervenciones en las redes sociales puede tener sus límites. En el caso de Twitter por ejemplo, una gran parte se trata de instantaneidad y espontaneidad.


Cambios mayores relacionados a la actualidad o a la comunidad deben también ser tomados en consideración.

¿En qué medida la empresa puede actuar para evitar los riesgos?

Adaptarse en caso de crisis

Las publicaciones programadas no deben olvidar la actualidad. En caso de crisis importante (economía, geopolítica o hechos diversos, pero también por sucesos en la empresa), es imperativo adaptar los contenidos en las redes sociales, incluso suspenderlos.


¿Cuáles son los riesgos para la marca?

Los riesgos para la marca son una publicación programada que no está de acuerdo con la actualidad, enfadar a los internautas resaltando una oferta de la marca mientras que esta es criticada por los suscriptores, agravar una crisis de la empresa con una publicación fuera de lugar sobre un tema delicado.

Tardar en escuchar a su comunidad

Programar publicaciones no impide una presencia activa y regular en todos los soportes sociales de la marca.


Se debe mantener el diálogo con los internautas cuando se expresan en las redes sociales (mensajes privados, publicaciones, tuits), seguir las reacciones de los internautas después de una publicación, aunque esta es programada y responderles de ser necesario. Tampoco hay que dudar en modificar el programa de publicación en caso de una demanda particular de la comunidad.

Cómo programar sus publicaciones

En Facebook

Facebook permite la programación de una o varias publicaciones directamente desde una página. Las publicaciones programadas pueden ser diferir entre 10 minutos y seis meses después de su creación.
Para ello, haz clic en Crear la publicación > seleccionar Planificar la publicación a la derecha de Publicar > especificar une fecha y una hora.

En Twitter

En su aplicación Tweetdeck, Twitter propone también esta funcionalidad. Si varias cuentas están conectadas al mismo usuario, las publicaciones podrán ser compartidas en varios soportes.

Nota: desde febrero de 2015, Tweetdeck propone a sus usuarios compartir una cuenta sin comunicar la contraseña. Se trata de la funcionalidad Tweetdeck Teams.

Con herramientas dedicadas

Ciertas herramientas facilitan la organización de las publicaciones agregando el conjunto de los contenidos de varias redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, LinkedIn, etc.). Algunos ejemplos: HootSuite, Buffer, AgoraPulse...

Saber más

Cómo elegir sus herramientas de vigilancia en Internet
Contenidos en las redes sociales: Cómo pueden beneficiarse las empresas
Elegir una red social adaptada a su empresa
Utilizar las redes sociales para su estrategia B2B

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 2 de marzo de 2015 a las 05:34 por Carlos-vialfa.
El documento «Programar publicaciones en las redes sociales: Objetivos y límites» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.