Los niños y los dispositivos con pantallas

Octubre 2017

¿A partir de qué edad puedo dejar a mi niño jugar con una tableta? ¿A cuál edad es razonable darle un teléfono? ¿Debo fijarle horarios de uso? Preguntas que todos los padres se plantean. Los profesionales de la educación y los de la informática también se plantean estas preguntas. Razón por la cual numerosos estudios se han realizado para resolver estas interrogantes.

De estos estudios salen la regla de 3 - 6 - 9 - 12 y la decena de días para controlar el uso de los dispositivos tecnológicos por parte de los niños.

La regla de 3 - 6 - 9 - 12 (para 3 años, 6 años...) es la más célebre y la más simple de memorizar. Es difundida desde el 2011 por la Asociación francesa de Pediatría ambulatoria no sólo en Francia sino que también en varios países europeos. Regla derivada de la obra del Dr. Serge Tisseron, una guía del uso de dispositivos con pantallas adaptado a cada edad.

Antes de los 6 años de edad: ciertos usos imposibles


Antes de los 3 años: no se debe dar al niño pequeño ningún dispositivo con pantalla con las cuales ningún intercambio sensorial o motor es posible, la televisión por ejemplo. El niño necesita este tipo de intercambios por lo cual es mejor orientarse hacia otros tipos de soportes, particularmente las tabletas, que tienen juegos lúdicos educativos. Además se debe acompañar al niño mientras la esté usando.

Antes de los 6 años: las herramientas digitales no son restringidas pero deben ser consideradas en un conjunto de herramientas, más variadas. En este rango de edad, al niño le gusta construir, desarrollar la agilidad de sus manos. Las herramientas digitales, a menudo clicables, limitan los gestos a simples clics, no suficientes para los niños pequeños que les gusta manipular cosas.

A partir de los 9 años de edad: hacia la autonomía con acompañamiento


A partir de los 9 años: es posible permitir al niño el acceso a Internet pero no solo y con un mínimo de explicaciones sobre el derecho a la intimidad y el derecho a la imagen. Debe aprender a protegerse y comprender la noción de "rastro digital" y hasta de acoso digital que no se debe aceptar. Decirle también que las informaciones encontradas en Internet deben siempre ser verificadas porque muchas son falsas.

A partir de 12 años: es el momento cuando la autonomía digital de su joven adolescente va a iniciarse. Sesiones de navegación en Internet solo pueden efectuarse, en un buen lugar y en el momento adecuado (no por la noche y no en su cuarto).

No hay necesidad de espionaje pero un control parental es obligatorio. Momentos juntos en Internet también son aconsejados, para vivir este espacio en familia y no únicamente solo.

Una decena de días


Otra regla, más un juego en definitiva, es la decena de días para que el niño aprenda a controlarse sobre su uso de dispositivos con pantallas. Durante diez días, se trata de limitar el acceso a los dispositivos con pantallas a sus niños sin prohibirlo. Hazles elegir, reflexionar sobre lo que quieren y lo que pueden hacer. Por ejemplo, el día de hoy elegir entre videojuegos o películas en la TV, videojuegos en la tableta o ver un dibujo animado, etc.
Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 31 de octubre de 2013 a las 17:43 por Carlos-vialfa.
El documento «Los niños y los dispositivos con pantallas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.