Consejos básicos que hay que aplicar al iniciarse en el comercio electrónico

Septiembre 2017

Son cada vez más numerosas las pequeñas empresas que deciden iniciar desarrollar su actividad en la web. Una tienda en línea es una buena oportunidad para aportar un complemento de ingresos a una empresa. Sin embargo, iniciarse en ello no es cosa fácil.

Se deben de tomar algunas precauciones básicas para no cometer errores groseros y entrar con buen pie.

Seleccionar apropiadamente los productos presentados


El error clásico del empresario demasiado entusiasta quien se inicia en el comercio electrónico es querer trasladar la integridad de su catálogo en línea. Es necesario aprehender la especificidad de este canal de venta ya que las espectativas de los compradores no son las mismas. Por lo tanto, la oferta tiene que ser clara y eficiente y de rápido acceso.
  • Aprende a resaltar los productos estrella, visualmente agradables (dar importancia a la calidad de las fotos) y cuyos precios son atractivos en comparación a las ofertas del mercado.
  • Integra una reflexión sobre las problemáticas relacionadas a la venta a distancia: ¿cuáles son los costos logísticos? ¿Hay alguna dificultad en vender un producto en el extranjero? ¿Este material necesita un mantenimiento técnico y un retorno eventual?
  • Identifica y valoriza un punto fuerte en el cual concentrarás tus esfuerzos: los plazos, la calidad de la expedición, la reactividad en los intercambios, los precios bajos, etc.

Iniciar con un sitio sobrio y funcional


Algunos días antes del lanzamiento, hay que asegurarse que el sitio de venta funcione correctamente. Los compradores adquirieron reflejos de navegación y es positivo que encuentren lo que buscan en sólo algunos clics, como la arborescencia, las menciones legales, los contactos, los documentos descriptivos del producto.

El diseño es un pequeño plus que no vale forzosamente la inversión al inicio. Un sitio en flash, coloreado y gráficamente elaborado puede costar caro para una pequeña empresa que recién se inicia. Al principio, es preferible hacer el sitio web simple y preferir invertir en presentaciones estrictas en lugar de una interfaz agresiva y alborotadora.

El comercio electrónico es también relacional


No hay que pensar que una vez que el sitio esté operacional, el negocio está en el saco. La cultura de la Web es la interactividad con retornos incesantes entre el vendedor y los clientes.
  • Para mejorar tu sitio así como tus métodos comerciales, la opinión de los internautas es información valiosa (foro, Faq, e-mails después de la venta efectiva) que se debe tener en cuenta. Incluso si es novicio en el universo de Internet.
  • Entablar un diálogo. Es a menudo bien visto responder las preguntas de los clientes y de paso conocer su satisfacción. La información por medio de una carta de información, campañas de mailing o de ofertas promocionales personalizadas acerca el contacto con el cliente a un costo abordable.

Prepárate para dedicar tiempo y energía al sitio web


Tener un sitio web no es una tarea pasiva. Hay que darse cuenta de eso y considerarlo como una sobrecarga de trabajo y de atención. Un sitio de venta en línea no se administra por sí mismo, por lo tanto hay que animarlo, mejorarlo y adaptarlo de manera regular.
  • Revisa periódicamente las fichas de los productos para ajusta su longitud (deben ser precisos sin ser demasiado detallados) y revisar si hay alguna falta de ortografía.
  • Modifica la página de inicio regularmente, sobre todo si tienes clientes recurrentes. El sitio web debe ser animado frecuentemente.
  • Ten paciencia si las ventas no despegan. En ese caso, busca mejorar su posicionamiento web, modificándola de modo pragmático. No olvides que estás en competencia con el mundo entero.

No hay éxito sin marketing


Un presupuesto debe ser destinado a la comunicación en Internet. La noción clave de la campaña es la visibilidad. Un contenido de calidad hará que su sitio aparezca en los motores de búsqueda. Es importante usar las palabras clave relacionadas con tu actividad y destacarlas.

Puedes optar por medios de pago, pero en este caso, multiplica los soportes (enlaces patrocinados, publicidades clásicas, comparadores de precios). Vigila el tráfico del sitio y acopla estos datos con la tasa de transformación para medir el impacto.

Siguiendo estos consejos fundamentales, deberías lograr una actividad de venta en línea respetable. Como en el comercio en venta directa, el éxito no llega por sí solo, necesita una implicación personal. Invierte tiempo y recurre a profesionales si no te sientes seguro al principio.

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 28 de octubre de 2013 a las 20:53 por Carlos-vialfa.
El documento «Consejos básicos que hay que aplicar al iniciarse en el comercio electrónico» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.