El crecimiento constante del comercio electrónico es una oportunidad para las pequeñas empresas

Noviembre 2016

Según un estudio realizado por Doyousoft/Powerboutique, especialista de la creación de páginas web para pequeñas empresas, el número de sitios de comercio electrónico sigue creciendo de manera continua. Esto se debe a que millones de personas hacen sus compras regularmente vía online.

La venta en línea es un medio para el crecimiento de las pequeñas empresas y microempresas.

Gracias a la renovación generacional y gracias a la impregnación de una cultura web, las pequeñas empresas logran progresivamente hacerse un sitio en la Web. Como prueba, desde años, los estudios muestran que cada vez hay más empresas en el comercio electrónico.

El potencial de desarrollo del comercio electrónico no parece detenerse. Las ventajas son muchas para los que son capaces de desenvolverse en este medio:
  • Extensión de la zona operacional
  • Reducción de los costos
  • Ingresos complementarios

Consumidores propensos a las prácticas del comercio electrónico


Aunque el promedio de compras permanece estable (alrededor de 130 €) y concierne a todos los sectores de actividad, la frecuentación no cesa de crecer. Cada año desde el 2006, el número de visitantes de sitios de comercio electrónico está en progresión de aumento y el total de transacciones sigue la misma curva. Dos fenómenos contribuyen a este desarrollo:
  • La democratización del acceso a Internet de alta velocidad y el incremento de confianza de los consumidores en los medios de pago en línea.
  • La personalización de la relación cliente. Un cliente satisfecho de su compra en la Web tenderá a renovarla y a difundirla en los foros.

Nuevos modos de consumo que hay que integrar


Los consumidores comprendieron las ventajas que podían obtener al comprar a través de Internet en comparación a la compra tradicional en tienda. En la Web se puede obtener información y comentarios sobre un producto o servicio y además también se puede comparar las distintas ofertas en la Web antes de comprar.

Distintos estudios demuestran que en las plataformas de comercio electrónico las tarifas son más atractivas, lo que le da una ventaja indiscutible a la venta en línea.

La implementación de ventas privadas, la creación de una tienda virtual en un sitio de subasta, las ofertas de productos gratuitos o el envío de muestras deben ser tomadas en cuenta como soluciones para adaptarse al mercado electrónico por parte de las pequeñas empresas. Además no se debe descuidar los costos de mantenimiento y de logística de un sitio web.

La visibilidad como estrategia


Con la multiplicación de las empresas entrantes al mercado en línea y la competencia de las empresas ya presentes, la cuestión de la visibilidad adquiere relevancia. Es por eso que, desde el principio, hay que integrar un plan estratégico y cuidar la e-reputación.

Los medios de acción existen:
  • Posicionamiento natural o de pago
  • Programa de afiliación
  • Campañas de emailing
  • Animación de un blog o de un sitio web

Además, para las pequeñas empresas que ya disponen de una red de distribución, habrá que evidentemente vigilar de no cortar su distribución clásica (a título de ejemplo, los contratos de franquicia a menudo contienen una zona de distribución exclusiva que impide toda creación de venta en línea que directamente vendría a competir con ellos).

La venta en línea puede resultar muy tentadora para un buen número de pequeñas empresas, pero deben considerar que es un nuevo oficio o por lo menos una nueva faceta de su actividad y que requiere una formación y una implicación de lleno.

Consulta también :
El documento «El crecimiento constante del comercio electrónico es una oportunidad para las pequeñas empresas» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.