Publicidad textual: ¿tendencia sostenible para los anunciadores?

Diciembre 2016


La publicidad textual o "In-text advertising" ofrece actualmente una alternativa a los anunciadores y editores de sitios web en búsqueda de nuevas oportunidades publicitarias en internet. Siendo menos invasiva que los anuncios "clásicos", permite a los primeros monetizar mejor su contenido y a los segundos aumentar el impacto de sus campañas en línea.

Por ejemplo, Infolinks ofrece servicios de anuncios a los editores de sitios web muy pequeños, con temáticas especializadas, con el objetivo de difundir anuncios más pertinentes, para generar más clics y por lo tanto más ingresos. Pero las empresas de este tipo apenas llegan a la madurez, por lo que los expertos de la Web expresan su reserva sobre la sostenibilidad del modelo. Entonces, ¿las empresas deben ceder a la publicidad integrada al contenido?

¿Qué es la publicidad textual?


In-text adverting o publicidad textual en línea ya tiene algunos años de existencia, un auge que se explica por la explosión del volumen de páginas en Internet y su consecuencia directa que es la falta de visibilidad por los anunciadores.

El principio de la publicidad textual es apoyarse en los espacios editoriales de un sitio (por ejemplo: noticias y artículos de un blog) para conectar las palabras clave del texto a la página web de un anunciador. El signo distintivo de estos hipervínculos es que son marcados por un subrayado. Una ventana de visualización hacia la página enlazada aparece en el sobrevuelo del cursor. Al lector decide seguir el enlace patrocinado o continuar su lectura en el contenido inicial.

El modelo económico de la publicidad textual es simple. Es el costo por clic que determina el importe de la campaña publicitaria para el anunciador y la distribución de los ingresos entre la empresa y el editor del sitio web.

Anuncios más enfocados


La publicidad contextual no reemplaza las campañas publicitarias clásicas por los anunciadores. En cambio, permite aumentar el alcance, dirigiéndose a lectores más adeptos de los sitios comunitarios (blogs temáticos), se dirige a una audiencia más receptiva a los mensajes publicitarios que aparecen en un contexto estrecho (por ejemplo: productos hi-tech). Para los editores de sitios web y sobre todo los bloggers profesionales, es evidentemente una herramienta suplementaria a la monetización de su contenido. Pero que tiene sus límites.

¿Falta de credibilidad?


Para los sitios no comerciales (por ejemplo: actualidad), la publicidad textual plantea un problema ético, la multiplicación de enlaces publicitarios incluidos en un texto no es el gusto de todos los lectores.

Una pérdida de credibilidad, que según Jakob Nielsen, experto en ergonomía y usabilidad de los sitios web, firma la muerte del contenido producido por los bloggers. Mancha el mismo concepto de navegación, este tipo de publicidad perjudica no sólo la experiencia del internauta, sino que también desacredita el conjunto de sitios similares.

Plataformas de anuncios


Los editores de sitios web y los anunciadores disponen actualmente de soluciones cada vez más variadas. Por ejemplo, Infolinks propone a todos los editores de sitios web (sin precisar el umbral mínimo de audiencia) monetizar su contenido mediante la visualización de anuncios contextuales. La plataforma Vibrant, que exige más de 500 000 páginas vistas por mes a los editores, perfeccionó el modelo autorizando la inclusión de vídeos para hacer la visualización contextual más atractiva y optimizar la campaña de los anunciadores. De igual manera Kontera, que dice apoyarse en decenas de miles de sitios de nicho de calidad para permitir a los anunciadores alcanzar su público objetivo.

Queda por saber ahora, si la publicidad textual se impondrá en los usos de la navegación en Internet o no.

Consulta también :
El documento «Publicidad textual: ¿tendencia sostenible para los anunciadores? » de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.