Wi-Fi y Wi-Fi direct: nivel de seguridad en las empresas

Noviembre 2016


El Wi-Fi direct, lanzado en 2010 por la Wi-Fi Alliance, permite conectar varios aparatos mediante Wi-Fi sin pasar por un hotspot. Un avance en la tecnología Wi-Fi que incluso podría eliminar al Bluetooth.

A continuación un panorama sobre la utilización de Wi-Fi Direct en la empresa y la seguridad de las redes.

¿Qué es el Wi-Fi Direct?


Wi-Fi Direct, originalmente llamado Wi-Fi peer-to-peer, es una especificación que Wi-Fi Alliance creó y certificó en el 2010. Wi-Fi Alliance es un consorcio de grandes grupos como Intel, Cisco, Microsoft o Apple. Es propietario de la marca Wi-Fi y de su logotipo Wi-Fi Certified, que aparece en todas las máquinas compatibles con Wi-Fi.

Ordenadores portátiles, smartphones, impresoras, teclados, audífonos y toda máquina y periférico compatible con Wi-Fi pueden beneficiarse del Wi-Fi Direct ya que sólo es necesario que uno de los dispositivos cuente con Wi-Fi Direct.

La ventaja de usar Wi-Fi Direct radica especialmente en la velocidad de transferencia. Mediante WiFi Direct podemos compartir hasta Gigabytes de información en sólo unos minutos en comparación del Bluetooh, con el cual el tomaría varios minutos.

Wi-Fi Alliance explica que el Wi-Fi Direct representa un salto para la industria. Los usuarios de Wi-Fi van a sacar provecho de una solución técnica única para trasladar el contenido o compartir aplicaciones rápidamente y fácilmente incluso en lugares sin punto de acceso a Wi-Fi.

Sólo los dispositivos de los miembros del consorcio pueden obtener la certificación.

¿Más libertad, menos seguridad?


Si se comprende bien la comunicación de Wi-Fi Alliance, el Wi-Fi Direct es una tecnología que permite ganar libertad y es fácil de usar.

La seguridad de las redes de comunicación, punto esencial para las empresas, sufre regularmente fallas, particularmente en las redes Wi-Fi. Por esa razón, cualquiera que sea la red Wi-Fi que se despliega en empresa, se tienen que tomar numerosas precauciones, como activar la encriptación. Una vez activada, la encriptación impide la conexión a la red y la visita de máquinas espías.

Las normas de encriptación evolucionan muy rápidamente; cada dos años aproximadamente, la norma precedente es obsoleta. Muchas empresas operan con redes que responden a normas de seguridad demasiado débiles. Por eso, actualizaciones regulares son esenciales, pero incluso hoy en día, la norma disponible más segura puede fallar.

Se recomienda la implementación de sistemas de seguridad suplementarios. Dos soluciones existentes pueden cohabitar:
  • Un sistema de autentificación de las máquinas: sólo los ordenadores conocidos por el sistema pueden conectarse a la red.
  • Un sistema de autentificación de los usuarios: se puede tener acceso a la red sólo si se ingresa con su nombre de usuario (login) y su contraseña.

Para Wi-Fi direct, la norma de seguridad prevista es el WPA2, uno de los más eficaces actualmente, pero consagrada a la obsolescencia muy rápidamente, como sus predecesoras. Por lo tanto, si en su empresa, decide utilizar esta norma, debe reflexionar sobre la utilidad de capas de seguridad suplementarias.



Consulta también :
El documento «Wi-Fi y Wi-Fi direct: nivel de seguridad en las empresas» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.