¿Cómo elegir un procesador?

Diciembre 2016


El procesador es el cerebro del ordenador. Capaz de administrar centenas de fórmulas, solicitudes y cálculos al mismo tiempo.
¿Qué esperas de tu ordenador? ¿Lo usas como una simple herramienta ofimática? ¿Un centro multimedia para ver fotos, vídeos o TV? ¿Lo usarás como una videoconsola de videojuegos con gráficos hiperrealistas? Dependiendo del uso que le des al ordenador, determinará tu necesidad de procesador.

¿Intel o AMD?


Ambas marcas de procesadores en el mercado desatan una guerra despiadada y ambas tienen sus seguidores.

Actualmente, en cuanto a la calidad ambas marcas están parejas aunque Intel tiene un porcentaje más amplio en de mercado. Por lo tanto, la elección es una cuestión personal; por ejemplo, los gamers se inclinan más hacia los procesadores AMD, sus Phenom II son rendidores y asequibles. En cambio, Intel está más posicionado para procesadores de alta gama con su Core i7, así como para los ordenadores portátiles con su Atom que tiene un bajo consumo eléctrico.

1, 2 o 4 núcleos


La tendencia actual es multinucleos; por ejemplo la generación Nehalem de Intel propone Dual Core con Hyperthreading, o sea 4 threads simultáneos, o bien Quad Core con Hyperthreading, o sea hasta 8 threads simultáneos.

Hay que tener en cuenta que dos núcleos en el mismo procesador, no es sistemáticamente dos veces más potencia, eso depende de las aplicaciones.

Los "mono core" están destinados para las Netbooks. Poco potentes, pero económicos en energía, son suficientes para la ofimática simple.

Los "Dual core" son los más comunes en nuestros días en cuanto a ordenadores portátiles; tiene una buena relación de potencia y consumo. Si la configuración es buena, podemos hacer una edición de fotos, ejecutando a la vez un análisis por un antivirus, sin que esto disminuya demasiado la velocidad del ordenador.

Los "quad core" son los más potentes y se generalizaron en las PC de escritorio desde 2010. Recomendadas para las máquinas destinadas a operar aplicaciones pesadas y que necesitan de más potencia.

Ciertos juegos todavía no utilizan la tecnología quad-core, pero son muy raros.

La frecuencia


La frecuencia se expresa en Giga hertz (GHz), significa el número de operaciones que hace el procesador en un segundo, por ejemplo 3 GHz realiza 3 mil millones de operaciones por segundo. Con claridad, influye en la velocidad de funcionamiento del procesador.

Actualmente, los procesadores giran entre 1,5 y 3 GHz. Algunos alcanzan incluso hasta 3,5 GHz.

Atención, sólo podemos comparar la frecuencia de 2 procesadores concebidos sobre la misma arquitectura. Porque por ejemplo, Core i5 750 a 2,66 Ghz es más potente que un Quad Core Q9650 a 3 Ghz.

La frecuencia es a pesar de todo el criterio esencial para los gamers, pero no es la referencia única para el rendimiento de un procesador.

Pero también debemos tener cuidado con la memoria caché, que el procesador utiliza para almacenar las informaciones de las que a menudo se sirve. Es de acceso mucho más rápido que la memoria RAM pero tiene menor capacidad. Hay actualmente hasta tres niveles de memoria caché: L1, L2 y L3, para optimizar los rendimientos de los procesadores.

El socket


Habrá que prestar atención también al socket de la placa madre, que debe ser el mismo que el del procesador que vas a comprar. El socket sirve de puente entre ambos componentes. Estos se clasifican en función a sus fabricantes (AMD o Intel).

En Intel, los sockets son nombrados con 3 o 4 cifras (indicando el número de superficies conductoras): sockets 775 (del 2004 al 2010), 1366 y 1156 (desde el 2009).

AMD escogió desde el 2006 una denominación más simple, AM2, evolucionando luego en AM2+ y AM3.

Pero el socket no siempre es una condición suficiente para garantizar la compatibilidad del nuevo procesador: mira los problemas para reemplazar un procesador socket 775.

Por favor, consulta la guía de tu placa madre o el sitio en línea del fabricante, para conocer los procesadores compatibles y si hace falta una actualización de la BIOS.

Actualmente, lo esencial del mercado se reparte entre el socket 1156 de Intel y el socket AM3 de AMD.

Las antiguas generaciones poseen un socket 775 o AM2 o AM2+; sólo escógelos si están a un precio atractivo, porque su evolución será limitada.

Elección de procesadores


Para una mejor elección del procesador te recomendamos leer el artículo: Cómo elegir el procesador

Saber más



Consulta también :
El documento «¿Cómo elegir un procesador?» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.