Anticipar las necesidades tecnológicas de la empresa

Noviembre 2016


Especialista mundial de procesadores, Intel es una "marca ingrediente" que se integra en las configuraciones materiales de los fabricantes informáticos. La mayoría de las veces, la escogemos sin escogerla. El procesador, el verdadero cerebro del ordenador, influye esencialmente en el rendimiento del ordenador.

¿Pero cómo escoger el que le conviene? ¿Cuáles son los criterios que se deben considerar para evaluar las necesidades de su empresa? Pascal Lassaigne, director del mercado empresas de Intel Francia, nos explica estos puntos.



CM - ¿Qué criterios una empresa debe tener en cuenta para determinar su necesidad de procesador para elegir un equipo?

Pascal Lassaigne - Esta cuestión es fundamental ya que el puesto de trabajo informático representa actualmente más del 80 % de la herramienta de productividad de la empresa. La necesidad de rendimiento del procesador se evalúa en primer lugar en base a dos grandes criterios: el sitio de los datos informáticos en la empresa y las necesidades en movilidad.

¿Los datos son críticos para la empresa o solamente son un soporte? ¿Las aplicaciones más comunes son consumidoras de potencia de cálculo, como es el caso en las actividades de preproducción, de diseño con aplicaciones como Autocad o Photoshop? ¿Cuál es la importancia de las funciones multitarea, que aumenta por todas partes y caracteriza nuestros nuevos modos de trabajar? ¿La gestión del sitio web de la empresa ocupa un gran espacio en la actividad cotidiana de trabajo? ¿Cuál es el peso de las soluciones de seguridad y de backup que van a funcionar?

Estas son las grandes interrogantes que se plantean para el funcionamiento. Pero también hay que pensar en la manera de trabajar. Por ejemplo, las pequeñas empresas y microempresas tienen una mayor necesidad de movilidad de equipos de trabajo; por lo que hay que pensar en optimizar el ratio de rendimiento/autonomía de su equipo y nuestros procesadores son diseñados en base a este parámetro para equipar las estaciones móviles.



CCM - Una vez que se haya determinado la necesidad, ¿cómo escoger las mejores prestaciones para satisfacer esta necesidad?

PL - Tendemos demasiado a dimensionar la necesidad con relación a una fotografía de la empresa en el momento presente. Elegir con relación a la necesidad actual necesariamente vuelve a subdimensionar el sistema. Hay que ser pragmático, proyectarse a dos o tres años, prever el desarrollo de su empresa y anticipar la evolución de las tecnologías que utiliza.

Una empresa pierde más cuando se topa con un rendimiento insuficiente para su actividad que invertir en una configuración de la que todo el potencial no será utilizado inmediatamente.

La Ley de Moore, nombre del fundador de Intel, tiene como objetivo duplicar el número de transistores en nuestros procesadores cada 18 meses ya que la técnica y las necesidades crecen sin cesar. Consideramos que actualmente un ordenador está en la misma onda con la necesidad durante 3 años. Por lo tanto las empresas, deben proyectar su equipo informático a 3 años. La línea "Core" de Intel, una nueva generación de procesadores multinúcleos, son fabricados en 32 nanómetros, lo que ofrece más potencia y un ahorro de energía.



CCM - ¿Existen procesadores pensados específicamente para las necesidades de las empresas?

PL - Desde luego, ya que es en las empresas donde nacen las necesidades de mayor rendimiento, tanto para los puestos de trabajo como para las infraestructuras de red. En este contexto, esta nueva gama, Intel Core i5 y versiones superiores son diseñados para las necesidades del puesto de trabajo, particularmente para gestionar las actividades multitareas. También integra una función "turbo Boost" que adapta la frecuencia con el fin de absorber los picos de necesidad en rendimiento. Proponemos estos procesadores solos o en plataformas; los "Core vPro", que integran la placa madre y la tarjeta red, permiten funcionalidades inéditas.



CCM - ¿Cuáles son estas funcionalidades?

PL - Proponen soluciones de administración a distancia de la PC mediante la web, que permiten tomar el control del ordenador para administrar la seguridad, incluido si el sistema operativo tiene un problema o si el disco duro es destruido. Podemos así aislar un ordenador de la red cuando está infectado por un virus. Esto permite también, por ejemplo, poner bajo tensión y apagar un ordenador a distancia. Uno de nuestros clientes, que administra un parque informático de 30 000 PC, eligió esta solución como actualizaciones por la noche. Los trabajadores no necesitan dejar su ordenador encendido y el ahorro de energía generado es de aproximado 50 euros por PC al año. Tenemos numerosos casos de clientes para los que la utilización de las plataformas Core V profesional permitió transformar algunos usos y optimizar la productividad.



CCM - ¿Qué podemos esperar dentro de 10 años con respecto al rendimiento de los procesadores y sus implicaciones en las empresas?

PL - Intel integra un equipo de etnólogos, que recorren el mundo para observar los usos de la informática y realizan estudios de prospectiva continuamente. Voy a responder a esta pregunta mediante un ejemplo concreto, dentro de diez años, un fontanero qué vendrá a reparar una tubería, accederá a una visualización 3D de la pieza dañada, a las interconexiones de las tuberías o a un tutorial de vídeo de la reparación. Los datos 3D y vídeo HD se vuelven un hábito de uso. En el futuro, el uso de dispositivos móviles se vuelve mayor que el uso de puestos fijos y estaremos totalmente conectados sin interrupción, mediante varios dispositivos interconectados, en el bolsillo, en el coche, en la cocina y en cualquier lugar.

Cada uno creará y administrará su entorno social mediante la informática, con el fin de limitar los desplazamientos y también por imperativos ecológicos. Ya trabajamos en procesadores capaces de mejorar la calidad de intercambio de datos y la comodidad de comunicación a distancia. Pero la cuestión que se pone en la sombra, es también el consumo eléctrico creciente de los "data center" (centro de procesamiento de datos), es decir servidores que sirven de esqueleto a la red.

Intel trabaja prioritariamente en disminuir el consumo de energía, desarrollando la "virtualización" de los servidores, refinando el grabado de los procesadores. Como resultado se produce menos gases de efecto invernadero pero también se reducen los gastos de las empresas. El 2 % de emisiones de CO2 que representa actualmente la tecnología informática continuarán sin duda aumentando, pero este 2 % tienen el poder de hacer disminuir el 98 % restante. La inteligencia informática está en condiciones de ayudarnos a administrar mejor nuestros hogares, nuestros desplazamientos, nuestro consumo, etc. Son imperativos que la empresa del mañana tendrá que tomar en consideración y en los cuales Intel ya está trabajando.

Consulta también :
El documento «Anticipar las necesidades tecnológicas de la empresa » de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.