PowerPoint: Grabación de una presentación en forma de vídeo

Noviembre 2016


Grabación de una presentación en forma de vídeo

Puedes grabar una presentación Microsoft PowerPoint 2010 como vídeo, lo que simplifica su distribución y permite a los destinatarios reproducirlos más fácilmente. Sin embargo, el tamaño del archivo se incrementa bastante.

PowerPoint 2010 graba una presentación en forma de vídeo al formato Windows Media Video (WMV). La presentación multimedia, animada y dotada de una narración podrá ser reproducida sin problema en cualquier ordenador.

Puedes controlar el tamaño del archivo multimedia y la calidad del vídeo. Los destinatarios podrán visualizar la presentación en vídeo sin necesitar instalar PowerPoint o PowerPoint Viewer en su ordenador.

Además, si la presentación contiene un vídeo incorporado, este será leído correctamente sin que se necesite controlarlo.

Grabar una presentación como vídeo

Supondremos que tienes la presentación terminada y contiene eventualmente una narración vocal y los movimientos del apuntador láser. Comienza siempre por grabar normalmente la presentación. Haz clic en Archivo y selecciona Guardar y enviar. En Tipos de archivos, haz clic en Crear un vídeo:


Para visualizar todas las opciones de calidad y de tamaño para los vídeos, en Crear un vídeo, haz clic en la flecha hacia abajo situada al lado de la opción de Pantallas de PC y de alta definición.

Haz clic en una de las siguientes opciones:
Dispositivos portátiles: crea un vídeo de tamaño pequeño destinado a dispositivos móviles como smartphones, en perjuicio de la calidad (320 × 240 a 15 im/s). Se recomienda emplear solo en caso de necesidad.

Internet y DVD: genera un vídeo de tamaño y de calidad media (640 × 480 a 24 im/s).

Pantallas de PC y de alta definición: produce un vídeo de muy alta calidad (1 024 × 768 a 30 im/s), pero el tamaño del archivo ocupa más espacio.


Haz clic en la flecha hacia abajo al lado de la opción Usar narraciones e intervalos grabados, luego efectúa una de las operaciones siguientes: si no grabaste y no cronometraste la narración vocal ni los movimientos del apuntador láser, haz clic en No usar narraciones ni intervalos grabados. El tiempo para poder visualizar una diapositiva antes de pasar a la otra es fijado por defecto en 5 segundos. Para modificar este parámetro, a la derecha de Segundos de duración de cada diapositiva, haz clic en las flechas hacia arriba o hacia abajo hasta el número de segundos deseados:


Si grabaste y cronometraste la narración y los movimientos del apuntador, haz clic en Usar narraciones e intervalos grabados.

Haz clic en Crear vídeo. En el campo Nombre de archivo, escribe un nombre de archivo para el vídeo, busca la carpeta en el cual deseas almacenar este archivo, luego haz clic en Guardar.

En la barra de estado, aparece la frase Creación del vídeo y nombre del archivo, seguida por una barra de progreso. Puedes hacer clic en la X roja situada al lado para anular el proceso.


Debes saber que la generación del archivo de vídeo demanda un cierto tiempo, incluso en una máquina razonablemente rápida (en calidad media, aproximadamente una hora y media, aproximadamente dos horas y media en alta calidad y aproximadamente casi tres cuartos de hora en calidad baja). Se recomienda realizar este proceso cuando se tenga tiempo disponible o ir avanzando con otras tareas. Además, el archivo obtenido es de un tamaño superior al de la presentación PowerPoint.

Ejemplo del tamaño del archivo según la calidad del vídeo:

TipoOriginalCompresión audio y vídeoVídeo de alta calidadVídeo de calidad mediaVídeo de baja calidad
Tamaño20,2 MB8,8 MB143 MB52 MB31 MB


Para reproducir el vídeo que acabas de crear, accede a la carpeta o lugar donde almacenaste el archivo, luego haz un doble clic sobre este. El archivo de vídeo se abre en su programa de reproducción de vídeo por defecto para este formato de archivo, lógicamente el reproductor Windows Media.

Como se explicó anteriormente, el archivo obtenido es en formato WMV. Puedes eventualmente adaptarlo con la ayuda de Windows Movie Maker, por ejemplo para adaptar el sonido.

Si no deseas utilizar el formato WMV, puedes recurrir a un utilitario de tu elección para convertir tu archivo en otro formato (AVI, MOV, etc.), lo que puede contribuir a reducir notablemente su tamaño. Por ejemplo, puedes convertir el archivo WMV en archivo AVI (formato DivX), volviendo por ejemplo un archivo 143 MB a 48 MB sin pérdida notable de su calidad.

Una presentación difundida en forma de vídeo ofrece la ventaja de no poder ser modificada fácilmente, aunque esto es posible con la ayuda de un programa de edición de vídeo como Windows Movie Maker, ya mencionado.

Consulta también :
El documento «PowerPoint: Grabación de una presentación en forma de vídeo» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.